martes, 29 de enero de 2008

Cuento de Navidad

Hacía tiempo que tenía pendiente esta página. En un principio, la pensé para un reto que propuso Marcela en el foro "Tradiciones de final de año". Como en casa no hay peques, y esta Navidad, no ha sido para recordar, decidí echar mano de la memoria.

Estuve buscando fotos de otras Navidades, pero en cuanto vi estas de mi primo (hermano) Miguel y yo, supe que "eran estas". Escribí lo que me inspiraban, y lo que no recordaba, lo fuimos rellenando con la memoria de mi madre y tías. Decidí que era el cuento que le contaré a mis peques cuando llegue Navidad.
He utilizado otra de las plantillas de Mireia. Como el journaling era tan largo, he necesitado dos hojas, quería que el cuento se pudiera leer. Y a nosotros, nos he colgado como un cuadro en la pared. Me encanta como esta pintado el Rey Baltasar con esas ojeras blancas, y los niños que están alrededor de Miguel.

No se ve muy bien. El cuento está impreso en una hoja de papel vegetal que lleva unos dibujos de estrellas, y debajo de él, el papel que envolvía las chocolatinas que me envió Marcela esta Navidad (que también tiene estrellas). Los círculos son papel SEI que gane en Creativa, y dentro de ellos, botones, troqueles, estrella de fieltro y un botón de Elsie.

Para unir las dos hojas, unos rubons que compré con Sonia. Los sellos de los que cuelgan los cuadros son brads, cada uno con nuestra inicial. Y en la esquina, otro brad "Family". El título lo he hecho con embossing dorado y los bordes con chalk.

El cuento dice:

"Recuerdo, cuando en Navidades, hacía mucho frío. Subíamos a Jaca toda la familia a pasar las fiestas. estábamos alquilados en aquel antiguo piso de la Plaza de la catedral, con su gran salón con alcoba y, al otro lado, las "oscuras" habitaciones en las que tanto miedo pasaba Miguelito. Había nieve por las calles, bajábamos con trineo por la Ciudadela e íbamos a misa los sábados por la tarde para poder esquiar los domingos.

El día antes de Reyes, íbamos a la Cabalgata que recorría la calle Mayor, con nuestros trajes de esquiar, bien abrigaditos, y acabábamos entregando la CARTA A LOS REYES MAGOS que se sentaban en el Ayuntamiento. después, corriendo a casa para cenar y acostarnos pronto. Esa noche, nadie podía moverse de la habitación, porque sino los Reyes podían enfadarse y no dejarnos regalos.

Pero, ese año, me desperté y oí ruidos. Venían del salón y había luces. Esperé un rato a ver si paraban, pero seguía viendo moverse sombras por debajo de la puerta. Miguel dormía, pero yo no podía esperar. Así que decidí ir allí y abrir la puerta ¡Quizás esta vez conseguía ver a los Reyes Magos! aquellos de los que Colina hablaba cuando me llevaban a ballet.

Y Sorpresa!! El salón estaba iluminado y lleno de regalos, pero no había nadie. ¿Por donde se habían escapado? Y entones, de la alcoba de al lado de salón, aparecieron todos. Iban en pijama. A ellos también les habían despertado los ruidos. Estaban muy nerviosos y daban vueltas a mi alrededor. Pero no habían podido ver a los Reyes (que estar habían estado porque se habían comido el turrón que les dejamos).

Solo pude echar un vistazo a los paquetes y nos fuimos a la cama, por si se les había olvidado dejar algo. No fuera a ser que nos vieran allí y se enfadaran. Casi no pude dormir en toda la noche, intentando oír si volvían.

A la mañana siguiente, me despertó Miguel para ir a ver los regalos. Los mayores tenían mucho sueño, pero nos acompañaron. Aquel fue el año en que los Reyes me dejaron carbón dulce como el que vendían en la pastelería de abajo.

Y siempre guardaré en la memoria la imagen de toda la familia saliendo de la alcoba (lástima no tener cámara de fotos en aquella época).

Jaca, Diciembre de 1975"

Me ha gustado el reto. Gracias por proponerlo.

4 comentarios:

sonia dijo...

GENIAL GENIAL Y GENIAL, no puedo decir más. Me ha encantado el cuento. Y ya ves las horas que son, así que ha sido mi cuento para ir a dormir. Buenas noches. Me voy feliz a dormir

Vero Carballo dijo...

Muy bonito recuerdo Maité, me gustó mucho!!!
Gracias por pasar a mi blog!
Saluditos

Maite dijo...

Hola Maite,

Me llamo Maite y también soy de Barcelona y también me gusta el patchwork. Muchas coincidencias, no? Seguiré tú blog.

Gaby A. dijo...

WOW, que lindo trabajo y que bello cuento, me encantó.